eliminar el aire de las tuberías

Cómo eliminar el aire de las tuberías

La tubería es un elemento en continua actividad y muchas veces su funcionamiento se ve afectado por diversos factores. Uno de estos factores es la presencia de aire, y en este caso solucionarlo y eliminar el aire de las tuberías está al alcance de nuestra mano.

Las tuberías pueden parecer un elemento simple, pero, aunque no lo veamos, forman parte de grandes estructuras interconectadas que son producto de la ciencia y la ingeniería humana. Esta red de tuberías hace que tengamos una vida cómoda, transportando agua corriente a nuestros hogares para poder beber, cocinar y asearnos. Si detectas la presencia de aire en tus tuberías y no sabes qué hacer, no te preocupes: sigue los pasos que te damos a continuación para eliminar el aire de las tuberías.

Eliminar el aire de las tuberías, una tarea sencilla

Paso 1: Cerrar la llave de entrada general

Para eliminar el aire que queda dentro de las tuberías de agua primero debemos cerrar la llave de entrada general y así cortar el suministro de agua de la casa.

Paso 2: Abrir todos los grifos

Una vez cerrada la llave principal abre todos los grifos para facilitar que salga completamente el líquido que haya quedado en las tuberías. Haz esto con todos los grifos de la casa, ya estén en el interior como en baños o cocinas, o en el exterior como en terrazas y patios, sin dejar ninguna llave sin abrir. Asegúrate de que no sale ni una gota de ninguno de los grifos.

Paso 3: Abrir la llave principal

A continuación abre la llave principal, que previamente habías cerrado en el paso 1. Haz esto sin cerrar los grifos, dejando que el agua que comienza a entrar en las tuberías vaya desplazando el aire. En este momento es cuando el agua debe fluir libremente a través de todos los grifos.

Paso 4: Cerrar todos los grifos

Finalmente cierra todos los grifos, comprobando antes que el agua esté corriendo libre y sin interrupciones o emitiendo sonidos de algún tipo.

Si la avería es grave, contacta con profesionales

Si has seguido cada uno de estos cuatro pasos habrás podido comprobar que el problema del aire en las tuberías tiene fácil solución y está al alcance de cualquier persona. Muchas otras veces no ocurre esto, y nos topamos con una avería mayor o potencialmente más peligrosa.

Nosotros no te recomendamos que realices reparaciones que requieran manipular más allá de los grifos, ya que estas requieren cualificación y herramientas específicas.

Por eso, en caso de que el problema de tus cañerías no se solucione eliminando el aire siguiendo los pasos que hemos descrito, no dudes en contactar con los servicios de una empresa de fontanería. Pocería Alonso está disponible las 24 horas del día, los 365 días del año.

Comparte el artículo en redes sociales:

Otros artículos del blog