El encamisado de tuberías

A fin de acercarnos y explicar las actividades que realizamos a nuestros clientes, seguimos con el repaso de los servicios que Pocerías Alonso ofrece. Hoy vamos centrarnos en concreto en un servicio muy desconocido para el público en general como es el encamisado de tuberías.

Para comenzar, hay que tener en cuenta que esta acción si se realiza correctamente, no tiene que suponer ninguna molestia para el cliente como si puede pasar en otros casos. Esto es debido a que la rehabilitación de la red de saneamiento se puede llevar a cabo sin necesidad de realizar obra.

El encamisado es un proceso muy simple, consiste en arreglar una tubería o una red de saneamiento completo. Para ello, vamos a utilizar una manga llamada “encamisado CIPP”. Este tubo de fibra de poliéster, que está impregnado en resina se coloca en el colector utilizando los pozos de registro existentes.

El encamisado es la solución a muy diversos problemas que se pueden presentar en nuestras tuberías. Algunos de ellos son: infiltraciones, exfiltraciones, secciones ovaladas, grietas, abrasión, desgaste mecánico e incluso otros problemas más complicados como corrosión por ataque de H2S o problemas estructurales.

Pocerias Alonso puede acceder a cualquier espacio

A la hora de realizar este tipo de reparaciones, hay un problema que suele complicar la acción. Algunas tuberías suelen estar colocadas en lugares de muy difícil acceso. Esto supone que se para poder acceder se necesita un equipo de alta tecnología como el que el dispone Pocerias Alonso.

Es por ello, que nuestros profesionales pueden resolver cualquier tipo de atasco en la red como en arquetas, tubulares, pozos, bajantes y un sinfín de problemas. Desde Pocerias Alonso esperamos que este post le haya servido para comprender mejor nuestro trabajo y acercarles a los servicios que ofrecemos diariamente.

Comparte el artículo en redes sociales:

Otros artículos del blog