como-eliminar-raices-tuberias

Consejos para eliminar las raíces de las tuberías

Uno de los problemas más comunes que pueden surgir en nuestras tuberías es el crecimiento de raíces. Si no detenemos este problema a tiempo, se puede hacer cada vez más y más grande, llegando a obstaculizar completamente el paso del agua e incluso contaminarla. Por eso, desde Pocerías Alonso queremos darte unos sencillos consejos para lograr evitar el crecimiento de raíces.

Sulfato de cobre: el enemigo de las raíces en las tuberías

Existen varios métodos para eliminar las raíces de las tuberías. Sin embargo, el más sencillo para las personas sin experiencia en estas labores es el sulfato de cobre. Este compuesto es el mayor enemigo para las plantas, pues las elimina completamente. Eso sí, debemos tener mucho cuidado al utilizarlo ya que se trata de una sustancia tóxica.

El método de uso es muy sencillo. En primer lugar, debemos llenar una taza con sulfato de cobre (si es una taza grande, basta con rellenar la mitad). A continuación, la vertimos en el inodoro que conecta con la tubería donde es posible que haya raíces.

Cada media hora añadiremos medio vaso de sulfato de cobre, algo que iremos haciendo hasta que la bolsa se acabe. Habitualmente, los establecimientos en los que se vende sulfato de cobre ofrecen la cantidad adecuada para un tratamiento de este tipo.

No dormir en casa el día del tratamiento contra las raíces

A pesar de echar este compuesto en el inodoro y reducir su efecto tóxico al mezclarse con el agua, es habitual que genere humos tóxicos. Por ello, el día que realicemos este tratamiento es conveniente dormir en otro lugar, ya que puede ser peligroso para nuestro sistema respiratorio.

Igualmente, es muy importante no bajar la guardia con el crecimiento de las raíces, porque puede que no hayamos conseguido eliminarlas del todo y que el problema vuelva a ser el mismo más pronto de lo que pensamos. Nuestra recomendación es llevar a cabo este tratamiento cada 6 meses, así nos aseguraremos de frenar el crecimiento y por tanto el problema en nuestras tuberías.

Comparte el artículo en redes sociales:

Otros artículos del blog