fregadero-atascado

Cómo desatascar el fregadero

Los atascos en el fregadero de nuestra cocina suelen ser uno de los problemas más comunes en las tuberías. Aunque llevemos un régimen de limpieza estricto, es inevitable que los restos de comida se acaben aglutinando y debamos hacer un desatasco regularmente. En Pocerías Alonso queremos daros unos sencillos consejos para poder afrontar este problema.

En primer lugar, hay que resaltar que si estamos lidiando con un atasco muy grande va a ser difícil que nos libremos de él sin la ayuda de un especialista. A partir de ahí también se venden un gran número de productos químicos que, en teoría, acaban con el problema tras verterlos. Nada más lejos de la realidad.

Nuestra recomendación es utilizar vinagre y bicarbonato. En primer lugar, vertimos el bicarbonato por el fregadero y medio minuto después medio vaso de vinagre, lo que producirá un burbujeo intenso. Pon una olla de agua a hervir y, tras 20 minutos, vierte el agua hirviendo junto a un puñado de sal.

Siguiendo este proceso vamos a provocar una reacción química dentro del sumidero, forzando así que el atasco se deshaga. Al añadir el agua hirviendo y la sal vamos a desplazar todos los restos al fondo de las tuberías.

Si el atasco es muy grande, contacta con profesionales

No obstante, es posible que a pesar de esta solución el problema persista. En este caso, lo recomendado es contactar con profesionales del sector. Es muy probable que estemos ante un atasco de gran calibre que difícilmente vamos a poder solucionar con métodos caseros.

Ante un atasco de estas características, Pocerias Alonso cuenta con un gran equipo de profesionales que prestan sus servicios las 24 horas durante los 365 días del año. Además, disponemos de la más alta tecnología para poder afrontar este y otros desatascos con gran rapidez y eficacia.

Comparte el artículo en redes sociales:

Otros artículos del blog