trucos para ahorrar en calefacción

5 trucos para ahorrar en calefacción

Se acerca el invierno, las temperaturas están bajando y una cosa está clara: no van a subir hasta dentro de unos cuantos meses. Durante todo este tiempo vamos a hacer un gran uso de la calefacción en nuestros hogares, lo que supone un gasto importante al que hay que sumarle todos los que surgen en esta época del año. Para que nuestro bolsillo no se vea tan afectado este invierno, vamos a daros 5 trucos para ahorrar en calefacción basados en las recomendaciones de las asociaciones de consumidores Facua y OCU.

Los mejores trucos para ahorrar en calefacción

1. Evita los obstáculos

La función de los radiadores es transmitir aire caliente, por lo que es esencial liberar el espacio a su alrededor y no colocar objetos en ellos para no dificultar dicha transmisión. No utilices bajo ningún concepto los radiadores para secar la ropa.

2. Realiza un buen mantenimiento

Es conveniente revisar periódicamente el estado de nuestro sistema de calefacción y asegurarse de que funciona correctamente, ya que los equipos en estado defectuoso tienden a consumir más. Hay que purgar los radiadores cuando sea necesario y eliminar el aire del interior para facilitar la transmisión de calor.

3. Cierra las ventanas

Ya que nuestro objetivo es mantener la temperatura de la casa alta el mayor tiempo posible, debemos cerrar puertas y ventanas y asegurarnos de que aíslan correctamente nuestra casa. De esta forma evitarás pérdidas de aire caliente y la entrada del aire frío del exterior. Existen sistemas de aislamiento para ventanas que disminuyen la pérdida de energía y suponen también un ahorro a largo plazo. Además, este ahorro no ocurre sólo en invierno, ya que estas ventanas aíslan tu casa del calor exterior en verano.

4. Vigila el termostato

Hay que intentar disminuir la potencia del termostato, puesto que bajar un grado supone un ahorro de alrededor del 7%. La temperatura ideal durante el día es de 20ºC, pero por las noches y manteniendo la casa cerrada podemos bajarla a 16ºC y seguir conservando el calor.

5. Escoger el tipo de calefacción adecuada

Sin duda, el mejor de los trucos para ahorrar en calefacción es escoger el sistema adecuado. Si contamos con gas natural en casa, lo más recomendable es instalar un sistema de calefacción basado en la caldera de condensación. Este tipo de caldera es casi un 20% más eficiente que las tradicionales. Sin embargo, si no tenemos disponible esta opción, tenemos otros tipos de calefacción a nuestro disposición:

  • Calefacción de apoyo: si el piso está en una zona templada y no supera los 100 metros cuadrados, se puede ahorrar más instalando un sistema básico de radiadores o convectores eléctricos y, aparte, un termo para el agua.
  • Calefacción con acumuladores eléctricos: en caso de que el piso sea menor de 100 metros cuadrados y se encuentre en una zona templada, es conveniente usar este sistema con una tarifa con discriminación horaria.
  • Caldera mixta: si la vivienda es grande, se recomienda contratar este sistema a base de botellas de gas propano para la calefacción y el agua, o bien optar por la calefacción de apoyo.
  • Bomba de calor eléctrica: esta opción, en caso de que la vivienda sea grande y se encuentre en una zona fría, es la más recomendable. Además, sirve como aire acondicionado en verano.

Por último, es importante recordar que si contamos con una calefacción eléctrica hay que elegir una potencia razonable respecto a nuestras necesidades. Además, hay que reducir el uso de varios aparatos eléctricos de forma simultánea para evitar que se vaya la luz.

Comparte el artículo en redes sociales:

Otros artículos del blog